14 mayo 2014

Muchos de nuestros hijos son huérfanos de padre [Adrianne Rich]

"¿Qué deseamos para nuestros hijos? Las mujeres que han comenzado a cuestionar los valores del patriarcado están obsesionadas con esta pregunta. Deseamos que, en un sentido muy profundo, sigan siendo hijos de la madre, y también que al crecer se conviertan en ellos mismos y descubran nuevos caminos para ser hombres, como nosotras descubrimos los caminos para ser mujeres. Podríamos desear que hubiera más padres -no uno, sino muchos- de quienes ellos también pudieran ser hijos; padres con la sensibilidad y el compromiso de ayudarles a lograr una virilidad que no les permita considerar a las mujeres meras fuentes de alimento y de placer. Apenas existen todavía esos padres. Un individuo excepcional aquí y allá es un signo de esperanza, pero también una solución personal. Como ha señalado Jane Lazarre, quizá ni siquiera sea una solución individual. Hasta que los hombres no sean capaces de compartir las responsabilidades del cuidado del hijo totalmente como prioridad social, sus hijos y los nuestros, carecerán de una visión coherente de lo que puede ser la virilidad patriarcal. El dolor punzante y la ambivalencia que experimentan nuestros hijos no debe achacarse sólo a la responsabilidad de las madres, de las mujeres antitradicionales; Son los padres tradicionales quienes -aún cuando vivan bajo el mismo techo- han abandonado a sus hijos cada hora y cada día. Debemos reconocer, en este momento de nuestra historia, así como en el pasado, que muchos de nuestros hijos fueron y son - en el más profundo sentido - virtuales huérfanos de padre". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook