19 abril 2014

para evitarnos confusiones... [Ruth Bebermeyer]


“Jamás he visto un hombre perezoso,
sé de uno a quien nunca vi correr,
y sé de otro que a veces dormía
entre la comida y la cena
y que se quedaba en casa cuando llovía,
pero no eran hombres perezosos.
Antes de llamarme loca
piensa un momento:
¿Era un perezoso o
sólo hacía cosas que consideramos
“de perezoso”?


Jamás vi a un niño tonto;
vi a uno que a veces
hacía cosas que yo no entendía
o que no eran como yo lo había previsto;
vi a un niño que no había visto
los mismos sitios donde yo estuve,
pero no era un tonto.
Antes de llamar tonto a un niño,
párate a pensar, ¿era un niño tonto, o simplemente
conocía cosas diferentes de las que tú conocías?


Aunque he mirado mucho,
nunca he visto una cocinera;
he visto a una persona que mezclaba ingredientes
que después comimos;
una persona que encendía el fuego
y vigilaba la carne mientras se cocía.
Esas cosas sí las he visto, pero no a una cocinera.
 
Dime, ¿es a una cocinera a quien ves,
o a una persona que hace cosas que llamamos cocinar?

 De aquél a quien algunos llaman perezoso,
otros dicen que está cansado o que toma las cosas con
calma.
De aquél a quien algunos llaman tonto,
otros dicen que sabe cosas diferentes.
He llegado pues a la conclusión
de que, para evitarnos confusiones,
es mejor que no mezclemos lo que vemos con
lo que opinamos.
Porque tal vez tú lo hagas, quiero también decir;
sé que eso es tan sólo mi opinión.”

Ruth Bebermeyer
"Comunicación No Violenta, un Lenguaje de Vida"
Marshall Rosenberg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook