06 marzo 2014

El deseo materno [Casilda Rodriganez Bustos]

"(...) La maternidad es una convulsión corporal de tal envergadura, que a pesar de la socialización en la desconexión con el cuerpo, a pesar de la presión del entorno social y de todo el sistema de creencias al uso, el deseo materno acaba por hacerse sentir en alguna medida. Cuanto más hablo de este tema con mujeres que han sido madres, más me encuentro con la existencia generalizada del deseo materno, aunque eso sí, soterrado y silenciado; me doy cuenta de cómo las mujeres nos hemos tenido que ir tragando el dolor de su represión como quien se traga sus propias vísceras. Y cuanto más pienso en ello, en la represión del deseo materno, más me parece que ésta ha sido y sigue siendo la mayor prueba de esclavitud y de sometimiento de la mujer. Porque si este deseo tan intenso ha podido ser sistemáticamente anulado en un grado tan importante, ha sido y es debido al estado todavía de sumisión de la mujer; al poco valor que nosotras mismas le damos; y a la casi nula consideración por parte de la sociedad —incluido el sistema médico— de ese deseo, cuando la mujer, a la hora de ser madre, intenta expresarlo.(...)"

Casilda Rodriganez Bustos
fuente: Revista Medicina Naturista, 2006; N.º 10
fotografía: Ella Pedersen
 

3 comentarios:

  1. Anónimo3/13/2014

    Y hasta cuando dura el deseo materno? Esta cuestion me ronda ultimamente... alguna respuesta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡qué pregunta más interesante anónim@! Pues no tengo ni idea, lo voy a plantear en el facebook a ver si alguien aporta alguna idea…
      De primeras, creo que el deseo materno, entendido como un deseo de complacer a la criatura perdura para siempre, que nuestros hijos serán siempre nuestros hijos, que el vínculo no se debilita con la edad sino que cambia de forma.

      Me viene a la mente una pregunta que yo me hacía hace un tiempo y que quizá tiene que ver con esto ¿Cuándo acaba el puerperio? ¿me desconectaré de la corporalidad tan intensa que he sentido, de la creatividad, de la revolución mental y emocional?
      Con una criatura de tres años a la que he amamantado durante dos siento que el puerperio, la crianza más corporal, se ha diluido este último año y que está llegando a su fin. Pero el puerperio, al igual que el deseo materno siempre me habitarán, porque me han cambiado profundamente.
      Abrazos deseantes y agradecidos

      Eliminar
    2. Anónimo3/14/2014

      Gracias por tu aportación a aclarar mis dudas!

      Eliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook