15 febrero 2014

No aguanto a tus padres [Javier Cano]


Puede que nos crucemos hoy en el super, el gimnasio, en la oficina. Quizá me veas paseando, o tomando un café en el bar de la esquina. Puede que incluso intercambiemos un saludo y nos miremos rapidamente a los ojos. Y puede que sospeches, que a él no le gustan mis padres. O probablemente no. El, tan pulcro, tan buen vecino, ciudadano ejemplar… ¡Si las paredes hablaran lo que yo no puedo contarte!




3 comentarios:

  1. Se me ha puesto un nudo en el estómago, y eso que me lo veía venir. Una situación que seguro que se repite en tantos hogares de puertas para adentro... nosotros tenemos unos vecinos (una pareja) que se pasan el día (literalmente) insultándose a gritos uno al otro, y dando golpes. Cuando uno de los dos se cansa, sale a la calle coge la moto y se larga, da igual que sean las 4 de la tarde o las 12 de la noche. ¡Qué mal!

    Pero el vídeo: esa violencia, ese sometimiento, me he quedado fatal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Macarena. Yo también me quedé con muy mal cuerpo.
      Quizá lo que más me impactó fue el silencio que rodeaba todo el terror de ella y el sadismo de él. Y la aparente "normalidad" y el "pijismo" de la pareja al principio del corto; creo que si me los encontrara por la calle nunca pensaría que viven en esa violencia.
      ¿lo sabrán sus amigos o su familia? ¿como ayudar a alguien a salir de una situación así? :-(
      En fin, un video duro...

      Eliminar
    2. No se puede ayudar a quien no se quiere dejar ayudar (valga la redundancia). Pero cuando una persona tiene la ocasión de hablar porque la escuchan (esto no es muy común, quiero decir que te escuchen sin juzgar)... encuentra respuestas y se siente más dispuesta a hacer cambios.

      Eliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook