02 diciembre 2013

El mal no pertenece necesariamente a la naturaleza humana [Alice Miller]

“Cuando se le dice a un niño que las humillaciones y los malos tratos que sufre son por  su propio bien, esta creencia perdura, en determinadas circunstancias, toda una vida. En lo sucesivo, esta persona maltratará también a sus propios hijos y estará convencida de que lleva a cabo una buena obra. Pero ¿qué sucede con la rabia, la ira y el dolor que tuvo que reprimir en la infancia, cuando sus padres le pegaban y debía aceptar aquel trato como una obra de caridad?
Todas estas cuestiones me han acercado a la respuesta de mi primera pregunta de la infancia: ¿cómo llega el mal al mundo? Yo siempre lo he tenido claro: el mal se vuelve a crear en cada generación. El recién nacido es inocente. Al margen de sus predisposiciones, el bebé no siente el impulso de destruir la vida, sino que quiere ser cuidado y protegido, amar y ser amado.
Cuando estas necesidades no se satisfacen y, en lugar de ello, el niño es maltratado, se habrán sentado las bases para el cambio. Una persona se verá impulsada a la destrucción sólo si su alma se ha visto atormentada al principio de su vida. Un niño criado en el amor y el cuidado no está motivado para la guerra. El mal no pertenece necesariamente a la naturaleza humana.”

Alice Miller 
"La madurez de Eva. Una interpretación de la ceguera emocional." 
Ed. Paidós, Barcelona, 2002, Pg. 69-70
imagen: "Save de Children"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook