17 diciembre 2013

Amor, Poder y Violencia [Mali Nilsson]

"Los niños y niñas son físicamente y humillantemente castigados en casi todas las sociedades. En todo el mundo millones de niños y niñas son castigados por aquellos que son responsables de cuidarles y protegerles. El castigo físico y humillante se emplea en el hogar, las escuelas, las instituciones de protección o de reforma, los lugares de trabajo y las calles. 

La violencia es el fin extremo de un abanico de castigos que emplean los padres y madres, profesores o el propio sistema de justicia. Muchos sistemas de justicia han prohibido los golpes como una forma de castigo ilegal, pero los golpes todavía se emplean en la escuela cuando un niño o niña transgrede una norma o por un “mal comportamiento” en casa. Es más, muchos teóricos cuestionan la validez de cualquier castigo como instrumento de aprendizaje, recomendando sistemas de recompensa para los comportamientos positivos. Cuando los padres, madres o profesores equiparan disciplina y castigo y ambas con violencia, las consecuencias para los niños y niñas son catastróficas. 

El mensaje más fuerte, y generalmente no intencionado que el castigo físico y humillante envía a la mente del niño es que la violencia es un comportamiento aceptable y que está bien que una persona más fuerte use su fuerza para someter al más débil. Esto ayuda a perpetuar el ciclo de violencia en la familia y la sociedad. 

El castigo físico y humillante es un punto de entrada concreto y bien definido para identificar y abordar otras formas de abuso o violencia o trato humillante en la familia, escuelas e instituciones o por los mismos organismos estatales (por ejemplo, el matonismo, el abuso sexual, el trato humillante, el castigo físico como medida correctiva en los centros de protección o de reforma o en la calle etc.) 

No existen estudios que revelen la incidencia real del castigo físico y humillante: tanto los padres y madres como los profesores tienden a no reconocer su uso.
Sin embargo es crucial continuar sacando a la luz los efectos negativos que esta forma legal y socialmente aceptada de violencia tiene sobre los niños y niñas. La evidencia prueba que impide o pone en un considerable riesgo la supervivencia, integridad física, desarrollo pleno y educación de los niños y niñas. 

En consultas realizadas en todo el mundo, los niños y niñas proporcionan evidencia de que el castigo físico y humillante es la forma de violencia que más comúnmente experimentan, la más extendida en el mundo hoy en día. La Alianza Internacional Save the Children cree que es esencial no sólo escuchar a los niños y niñas sino actuar conforme lo que ellos nos dicen.

El compromiso con la erradicación de todas las formas de castigo físico o humillante es una prioridad para Save the Children porque:
• Es una violación de los derechos humanos del niño a su integridad física, dignidad humana e igual protección ante la ley. En muchos casos amenaza igualmente sus derechos a la educación, desarrollo, salud e incluso supervivencia.
• Causa un daño tanto físico como psicológico severo al niño o niña. Un análisis comparativo de los factores de castigo físico y humillante 6
• Enseña a los niños y niñas que la violencia es un modo aceptable de resolver los conflictos o de obtener de los otros lo que uno quiere.
• La legitimidad del castigo físico y humillante dificulta la protección del niño o niña porque implica que hay algunos niveles de violencia contra ellos que sí están legitimados.
• Es una herramienta ineficaz de disciplina. Hay formas positivas de educar, corregir o disciplinar a los niños y niñas que son más beneficiosas para su desarrollo, para las relaciones con sus padres, madres y comunidad y que no incluyen el castigo físico y humillante.

La Alianza Internacional Save the Children ha asumido por tanto el liderazgo internacional en la construcción de un movimiento hacia el reconocimiento del castigo físico y humillante como una vulneración de los derechos del niño.

La Alianza Internacional Save the Children trabaja para eliminar a través de la reforma legal, la educación y otras medidas todas las formas de control y castigo a los niños y niñas en el hogar, las escuelas y otros lugares que vulneren sus derechos fundamentales a la integridad física y dignidad humana.

Los miembros de la Alianza Internacional Save the Children y sus contrapartes en todas las regiones están desarrollando campañas contra el castigo físico y humillante a los niños y niñas en el hogar, en las escuelas y otros lugares.

El estudio comparativo que se presenta, escrito por la psicóloga española Pepa Horno y promovido por Save the Children España, recoge datos sobre las actitudes, la prevalencia y las formas de castigo físico y humillante basado en los datos encontrados en una serie de talleres de formación desarrollados en los años 2003 y 2004 en Bolivia, Camboya, Costa Rica, China (Hong Kong), España, India, Laos PDR, Nicaragua, Panamá, Perú, Tailandia, Venezuela y Vietnam.

Este estudio persigue proporcionar un mayor conocimiento sobre el castigo físico y humillante y contribuir al Estudio de Naciones Unidas sobre violencia contra los niños y niñas, un estudio que fue requerido por la Asamblea General de Naciones Unidas en el año 2001. El estudio mundial tienen como objeto lograr una visión adecuada y profunda de la dimensión mundial del problema de la violencia contra los niños y niñas y proponer recomendaciones claras de mejora para la legislación, las políticas y los programas de prevención e intervención sobre la violencia contra los niños y niñas.
Save the Children ha convertido en prioritaria su implicación en el estudio de Naciones Unidas y cree que es una oportunidad para provocar un cambio en las vidas de los niños y niñas."

Prólogo por Mali Nilsson
Coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Castigo físico y humillante
Alianza Internacional Save the Children
fotógrafa: Laurie Yuenger

AMOR, PODER Y VIOLENCIA: Un análisis comparativo de los patrones de castigo físico y humillante
Pepa Horno Goicoechea
Save the Children


No hay comentarios:

Publicar un comentario

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook