17 noviembre 2013

Pasión irrefrenable por cuidar de la pequeña criatura [Casilda Rodrigañez Bustos]

"Porque la cualidad específica de la líbido materna es el devenir pasión irrefrenable por cuidar  de la pequeña criatura (que es, por otro lado, quien la ha inducido); pasión por alimentarla, protegerla de la intemperie, del frío y de la sequías, para darla bienestar; esta pasión desarrolló la imaginación y la creatividad de las mujeres para recolectar, hilar, tejer, hacer abrigos, conservar y condimentar alimentos, hacer cacharros con barro, etc.etc. El cuidado de la criatura se convierte en la prioridad absoluta de la madre y a su lado, el interés por las demás cosas se desvanece. Es la condición misma, la cualidad del deseo y de la emoción materna, que para ese cuidado de la vida mana de los cuerpos maternos. Cualquier invento de amor espiritual no es sino una mala copia, un pálido reflejo de la intensidad, de la pasión y de la identificación absoluta del cuerpo a cuerpo madre-criatura.
Y esta cualidad específica de la líbido materna, no es una casualidad ni una arbitraridad. El cuerpo materno durante la exterogestación es nuestro nexo de unión con el resto del mundo durante la etapa primal, porque desde ese estado de simbiosis se pueden reconocer nuestros deseos y necesidades; a la vez que ese estado potencia las facultades y energías necesarias para satisfacerlas."
Casilda Rodrigañez Bustos
Anexo Tender la urdimbre
Ed. Crimentales, 2008, pg. 64
fotografía: Shehzad Noorani para la Unicef

2 comentarios:

  1. Anónimo2/24/2014

    Me encanta este blog, me encanta Casilda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias!
      Casilda es una de mis escritoras favoritas :-)

      Eliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook