05 noviembre 2013

De amor se vive [Silvano Agostini]

"En el colegio no puedes vivir, ni jugar, ni hacer el amor, ¿no? Así que para mí el colegio es una gran gilipollez. Cuando la maestra te llama, la cagas porque no has estudiado, te pone mala nota. Eso no tiene nada que ver con la vida. Las notas y cosas así no tienen nada que ver. La vida es amor, placer, felicidad… Descubrir la vida. Gritar “¡Quiero vivir!” Quiero ser libre, ir a China, a América, a EEUU, a NY, a todas partes del mundo. Así descubres que en el mundo hay otras formas de pensar."
- No he tenido una verdadera relación sexual. 
- ¿Y entonces que era? 
- Tocarse y besarse. 
- ¿Y cómo pasó? 
- Bueno, mi amiga Lina vino a mi casa. Mientras jugábamos le explicaba que era el acto sexual. ¿me sigues? 
- ¿Y qué le explicabas? 
- Que sientes placer, que te sientes bien, que sientes amor… Lo sientes todo. Piensas cosas fuera de lo normal cuando haces el amor, ¿no? Ella me dijo que si lo intentábamos. Y yo dije que sí, así que fuimos al monte. Asi que empezamos a besarnos. A besarnos y a tocarnos. Despues terminamos. Y yo le pregunté si le había gustado. Y ella me dijo que nunca había sentido algo así. Y yo le dije que era muy feliz y ella me dijo que también. Luego volvimos… Y jugamos todo el rato. Pero estábamos más felices, más contentos. Jugábamos mejor, vamos. 
 [...]
- ¿Por qué los niños no pueden tocarse y besarse lo que quieran? 
- No sé, quizá porque tienen miedo. O porque los padres no quieren. 
- ¿Y por qué no quieren? 
- Quizá los padres no entienden el placer de un niño o de una niña. 
- ¿Los niños tienen necesidades? 
- Sí. 
- ¿Puedes explicar estas necesidades de los niños? 
- Bueno, pero con mis palabras. Los niños tienen necesidad de placer como los mayores, ¿no?. Porque los niños son seres humanos como todos, ¿no?. Son seres humanos pero pequeños. Pero un niño, con su memoria, puede ser como un mayor. 
- Explícate mejor, que estás diciendo algo importante. 
- ¿En que tengo que explicarme mejor? 
- ¿Qué te gustaría que les dijeran los niños a los mayores? 
- Que somos como ellos. 
 [...]
- Lo que yo sé de la droga es que es algo malo. Y todos los hombrees de la tierra somos drogadictos, todos. Hay dos tipos de droga: la de la jeringa y la que se fuma. Pero hay otra droga: pensar cosas malas, pensar cosas que no pasarán… Pensar esas cosas. Yo soy drogadicto. Y lo acepto. 
- ¿en qué sentido? 
- De tabaco. O sea, cuando mi madre fuma, me droga porque respiro un gas que le hace daño a ella y automáticamente me hace daño a mí también. ¿Me sigues? 
[...]
- El colegio lo vivo regular… 
- ¿Y eso? 
- Por qué no tengo ganas 
- ¿Cómo te gustaría que fuera? 
- Estudiar sí, eso está claro. Pero también jugar. Jugar todo el día. 
- ¿Y qué más? Venga, háblame del colegio. 
- Es que es aburrido, siempre estudiando. Solo hay media hora de recreo. A mediodía hay una hora. No está muy bien organizado. Y además es como estar enjaulado. En el colegio no puedes vivir, ni jugar, ni hacer el amor, ¿no? Así que para mí el colegio es una gran gilipollez. Cuando la maestra te llama, la cagas porque no has estudiado, te pone mala nota. Eso no tiene nada que ver con la vida. Las notas y cosas así no tienen nada que ver. La vida es amor, placer, felicidad… Descubrir la vida. Gritar “¡Quiero vivir!” Quiero ser libre, ir a China, a América, a EEUU, a NY, a todas partes del mundo. Así descubres que en el mundo hay otras formas de pensar. 
[...]
- Una pregunta para ti: ¿Por qué crees que los adultos tratan así a los niños, como si fueran tontos? 
- Porque los mayores creen que los niños no sabemos hacer nada. 
- ¿Y no es así? 
- Cuando quieren, los niños son superiores a los adultos. Porque tienen un modo diferente de pensar. Imaginan que las cosas son más bonitas, más puras… Pero los mayores tienen malicia. Como tú. 
documental: "de amor se vive"

3 comentarios:

  1. La primera vez que vi este video me quedé impresionada con el desparpajo de este niño. La parte mojigata que hay en mi hasta se ruborizó. Y luego recordé las tardes jugando a “médicos” con los amigos, las inspecciones visuales y táctiles de tetas y sujetadores en el vestuario de las chicas, el calor en el vientre de los primeros besos allá por los diez... Y empecé a reírme. ¡qué rápido olvido! ¡va a ser cierto que los adultos somos unos carcas! Lo cierto es que ningún adulto mostró verdadero interés por mi vida sexual más allá de ilustrarme sobre las flores y las abejas. Probablemente ni se imaginaran lo importante que era para mí el placer. Y yo, que de alguna manera sabía que mis preguntas no eran bienvenidas y que mis actos no serían aprobados, la mantuve en secreto. Yo y el resto de l@s niñ@s que conozco. Seamos sinceros, no es que l@s niñ@s no tengan vida sexual, más bien es que l@s niñ@s tienen una vida secreta. Una vida que abarca todos los espacios psicológicos que los adultos les negamos.
    (Me gustaría saber cómo le va la vida a este niño, que tendrá la misma edad que yo ¿habrá cumplido sus sueños?, ¿será padre?, ¿cómo se relacionará con sus hijos? ¿seguirá viviendo la vida con honestidad? Deseo que sí. :-)

    ResponderEliminar
  2. Me gustó tanto, que lo he reseñado yo también... http://www.pequesymas.com/otros/franck-nueve-anos-en-d-amore-si-vive-quiza-los-padres-no-entienden-el-placer-de-los-ninos. Gracias, y también por este pedazo de blog tan estupendo (¡ya me he hecho seguidora en Facebook!).

    Macarena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Macarena y por el link.
      Disculpa la tardanza en la respuesta, estoy tan desacostumbrada a recibir comentarios que hacía días que no los comprobaba. ;-)
      Un abrazo!

      Eliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook