31 octubre 2013

creando espacios

Trabajando dentro y fuera de casa y con un niño de tres años el tiempo libre es un bien escaso. Y un blog necesita de mimo y tiempo. Me había dicho que no volvería a escribir en un tiempo y sin embargo…

Durante estos años he ido encontrando un montón de información sobre crianza. Libros, conferencias, artículos, blogs me han acompañado, y me acompañan, durante mi maternidad. Me han abierto puertas a habitaciones inexploradas, han despertado semillas que había dormidas, han puesto palabras a sentimientos que no sabía nombrar. Han dejado de ser palabras ajenas para convertirse en parte de mí.
Y ahora me queman en las manos. Ahora, que me estoy cruzando con madres que recién inician este sendero, no quiero ni puedo quedármelas para mí. Siento que es necesario traspasar estos conocimientos, dejarlos volar para que alimenten otras experiencias, para que sigan creando vida.

Hay algo más que me impulsa a crear este espacio.  Verás, desde que era pequeña he sentido que vivía en un mundo injusto y violento. Había muchas cosas que no entendía, y que sigo sin entender. Al mismo tiempo algo me decía que culpar a “el mundo” no servía de nada. Al fin y al cabo este mundo lo construimos entre todos, y cada uno de nosotros somos responsables.
Esta sensación me ha abrumado durante años, me parecía una empresa tan inmensa que no sabía ni por donde comenzar ¿Qué podía hacer yo para cambiar el mundo? ¿Cómo contribuir a que fuera un lugar más habitable?.
Pues bien, he encontrado un resquicio en mi particular matrix: la crianza.

La maternidad y la crianza han resultado ser para mí el lugar donde, como por arte de magia, han encajado todas las piezas de mi puzle vital.
Un espacio íntimo y acogedor donde se entremezclan fluidamente y cobrando nuevas dimensiones la feminidad, la sociedad, la política, la cultura, la economía, la creatividad, la vitalidad, la sexualidad, la afectividad, la trascendencia, el autoconocimiento… la humanidad.
Este descubrimiento, de que algo tan aparentemente insignificante y tan cotidiano como la crianza de los hijos es un poderoso motor que puede cambiar el mundo, me ha dejado impactada.
Me ha devuelto la voz, la fuerza y la alegría. He reconquistado el coraje de esa niña que fui y que aun sabiéndose pequeña, soñaba grande. Ella y yo, hija y madre, niña y mujer, ahora juntas de nuevo, con palabras propias y ajenas, queremos aportar desde este rincón nuestro granito de arena  en la creación de ese mundo que ahora sabemos posible.
Así que aquí estoy de nuevo. Sueña y teje conmigo si te apetece.

ika tawa
una de los antiguos niños

ilustración: Joan Turu

10 comentarios:

  1. Encantada con tu retorno! :) Para mí siempre es un placer leerte, así que te deseo mucha suerte en esta nueva aventura!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mireia!
      jajajaja, se me había olvidado la ilusión que me hacen sentir los comentarios.
      y para no perder las buenas costumbres...
      Abrazos "de primera"!

      Eliminar
  2. Repito: Súper notición, me encanta que estés de vuelta! Te quiero rebonica!!

    ResponderEliminar
  3. lindaaaa, así da gusto volver! :-)

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho poderte leer de nuevo, siempre me aportaron mucho tus lecturas.

    Para mi la maternidad y la crianza también ha sido un punto de inflexión, en todos los sentidos, en mi vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mutuo Carol.
      !ue bueno volver a verte por aquí!
      Abrazos de reencuentro

      Eliminar
  5. Síiiii!!! sorpresón de los buenos y feliz con tu vuelta.
    Me encanta saberte tan viva....
    Musus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Musutxus comadre! Que bueno sentirte de nuevo :-)

      Eliminar
  6. Ika, preciosa, qué hermosa sorpresa!! Bienvenida de nuevo, qué bonito este re-arranque tuyo, transformada, claro... feliz nuevo viaje, linda!!

    PD: Qué buen rollo da leer de nuevo tu lema "convierte mi monólogo en nuestro diálogo" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Coco, es que yo a mi misma ya me tengo muy oída. Es más enriquecedor compartir opiniones y más calentito!
      Abrazos de colores

      Eliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme en Facebook